Cervantes web 1024x666

 

El próximo día 24 de noviembre, en el Auditorio Nacional de España (Madrid), las agrupaciones sinfónicas Banda Sinfónica Municipal de Madrid y Banda del Real Conservatorio Superior de Madrid estrenarán mi último trabajo para banda sinfónica “Cervantes Ejemplar”.
A través de esta obra, Enrique de Tena rinde tributo al más ilustre escritor español de todos los tiempos D. Miguel de Cervantes Saavedra, en el 400 aniversario de su muerte.
La obra es una trilogía sinfónica que recoge tres de sus más célebres “Novelas Ejemplares”: I “El Casamiento Engañoso”, II “La Fuerza de la Sangre” y III “El Celoso Extremeño”.
Por tratarse de música inequívocamente programática, en la que cada una de las partes narra una historia distinta, “Cervantes Ejemplar” puede ser interpretada tanto en su totalidad como independientemente cada una de las tres piezas.
Por otra parte, “El Casamiento Engañoso” y “El Celoso Extremeño” presentan un marcado carácter de ballet, que les permite ser interpretadas con coreografía.
“Cervantes Ejemplar” será estrenada por ambas bandas sinfónicas madrileñas en la primera parte del concierto perteneciente al ciclo de otoño 2016 de la Banda Sinfónica Municipal de Madrid.
Iniciará el estreno de “Cervantes Ejemplar” la Banda del Real Conservatorio Superior de Madrid interpretando I “El Casamiento engañoso” y II “La Fuerza de la sangre”.
A continuación, la Banda Sinfónica Municipal de Madrid concluirá la obra y la primera parte del concierto con III “El Celoso extremeño”.
RETRATO PINTURA DE MIGUEL DE CERVANTES

D. Miguel de Cervantes Saavedra


I “El Casamiento Engañoso”
Narra el engaño de Estefanía de Caicedo, aparentemente una señorita honesta, al militar Alférez Campuzano casándose con él. Éste, que ignora que ha sido una meretriz, es abandonado finalmente por ésta, contagiándole una enfermedad venérea que debe purgar con sudores en el hospital.
El engañado militar, a su salida del hospital, cuenta su desventura al Licenciado Peralta.
Escena 1 (Inicio hasta el compás 42)
El Alférez Campuzano cuenta al licenciado Peralta el engaño que sufrió por parte de Estefanía de Caicedo.
Esta narración se produce coincidiendo ambos en la puerta del hospital de la Resurrección de Valladolid en el que le curan de enfermedades venéreas.
Escena 2 (Desde el compás 43 al 80)
El Alférez Campuzano y la señorita Estefanía de Caicedo se conocen en una posada y, tras cortejarse mutuamente, convienen casarse
Escena 3 (Desde el compas 81 al 202)
Tras tres días de amonestaciones, celebran el acordado casamiento con gran alegría
Escena 4 (Desde el compás 203 al 224)
Los recién casados viven seis días de pasión, romanticismo, relajación e intimidad en la que Estefanía asegura que es su casa
Escena 5 (Desde el compás 225 al 232)
Los protagonistas sufren una brusca e inesperada interrupción de su apasionada luna de miel al escuchar unos fuertes golpes a la puerta, que dan los verdaderos dueños de la casa. Se descubre el engaño de Estefanía al Alférez.
Escena 6 (Desde el compás 233 al 240)
Finalmente, Estefanía también descubre que el Alférez la ha engañado: las joyas que éste le había regalado eran falsas.


II “La Fuerza de la Sangre”
Una joven toledana, Leocadia, junto a su familia regresan a casa tras un día apacible de ocio en el río, cuando se encuentran por el camino con Rodolfo y cuatro amigos a caballo.
Rodolfo secuestra a Leocadia llevándola a su casa donde la viola.
Con recogimiento y resignación, Leocadia asume y acepta su desgracia. Al tiempo nace un precioso niño, Luis, que los abuelos, hasta los cuatro años, crían como si fuera su sobrino. A los siete años es atropellado por un caballo. Por coincidencias del destino, es atendido en la casa de los padres de Rodolfo. Leocadia se percata del hecho y lo cuenta tanto a sus padres como a los de Rodolfo.
Finalmente, Leocadia y Rodolfo, a instancias de los padres de éste, se casarán para criar felizmente a su precioso hijo Luis.
Escena 1 (Inicio hasta el compás 31)
En la imperial Toledo, la joven y bella Leocadia, junto a toda su familia, vuelve a casa tras pasar un ocioso domingo de verano en el río.
Escena 2 (Desde el compás 32 al 63)
Montados en sus caballos, Rodolfo junto con sus amigos, se encuentra en el camino con Leocadia y su familia.
Fascinado por su hermosura, éste decide raptarla y violarla en su casa.
Escena 3 (Desde el compás 64 al 152)
Tras consumar la cruenta violación, Rodolfo decide soltar a la deshonrada Leocadia.
Esta, con los ojos vendados, se encontrará por fin libre en medio de una popular calle toledana.
Leocadia se reencuentra con su angustiada familia.
Escena 4 (Desde el compás 153 al 190)
Como consecuencia del fatídico acontecimiento, Leocadia queda embarazada.
Nace en secreto el querido y alabado Luis, quien es criado por su madre y los abuelos.
Escena 5 (Desde el compás 191 al 234)
A los siete años, el pequeño Luis es arrollado por un caballo que participa en una carrera.
Es recogido por un anciano de ilustre familia que se compadece de él llevándolo a su casa para que sea atendido por un médico.
Leocadia, que inmediatamente acude angustiada a la casa del bondadoso anciano, se da cuenta de que la habitación donde yace su hijo es donde ella fue violada.
Escena 6 (Desde el compás 235 al 248)
Leocadia cuenta toda su historia a Estefanía, dueña de la casa y madre de Rodolfo, quien al igual que su marido siente un gran cariño por Leocadia y Luis.
Tras el esperado encuentro de Rodolfo con Leocadia, éste confiesa su fechoría y en esta ocasión queda completamente enamorado de ella.
Su madre decide llamar a un cura para casarles y vivir felices para siempre.

III “El Celoso Extremeño”
Es la historia del viejo marido Carrizales tan celoso como para encerrar a Leonora, una joven muchacha con la que se casó, en su propia casa dejándole salir solamente de madrugada para asistir a misa. Finalmente, y pese a toda prevención, Leonora consigue hacer entrar a su amante Loaysa y encontrarse con él.
Escena 1 (Inicio hasta el compás 82)
Felipe Carrizales, un hidalgo extremeño, despilfarra en juergas toda su fortuna.
Escena 2 (Desde el compás 83 al 153)
Tras quedar completamente arruinado, decide viajar a América para hacer fortuna. Con setenta y ocho años regresa a España, decidiendo casarse con una joven de catorce años.
Construye una mansión en la que encierra a su joven esposa Leonora junto a las criadas y a un criado. Sin embargo, Loaysa, un joven vividor, que se hace pasar por guitarrista, se propone conquistarla accediendo a la inexpugnable mansión ganándose la confianza al criado.
Escena 3 (Desde el compás 154 al 179)
Tras engañar al criado y más tarde a las criadas, Loaysa accede a Leonora organizando una fiesta tras proporcionar a su viejo y celoso marido una droga para dormirle profundamente.
Escena 4 (Desde el compás 180 al 207)
Carrizales despierta inesperadamente y ve a su joven mujer en la cama junto a otro hombre, y está dispuesto a hacer pagar el adulterio con la sangre de los amantes y de todo el personal.
Escena 5 (Desde el compás 208 hasta el final)
Con el disgusto Carrizales cae enfermo, y en su lecho de muerte pide a Leonora que se case con Loaysa. Pero ésta decide meterse a monja y Loaysa emigra a las Indias.