Sábado Septiembre 20, 2014

Ana boceto-D4 copia

REGISTER

Las zapatillas - La zapatilla


LA ZAPATILLA.

•  ¿Qué es?

La zapatilla de saxofón es básicamente una almohadilla tratada cuya función consiste en sellar el paso del aire dentro del instrumento para así conseguir distintas notas, haciendo que el tubo se acorte o se alargue. Normalmente un saxofón alto contiene alrededor de 25 zapatillas, contando la del tudel, aunque no ocurre así en todos los modelos (por ejemplo, el Selmer Serie III tiene una zapatilla más, la de corrección del do#).

•  ¿Cómo es?

Una zapatilla está compuesta generalmente por tres partes, sin contar el pegamento que la adhiere a la cazoleta de la llave y los posibles ornamentos que se le pueden instalar (resonadores con o sin remache, arandelas.). Una zapatilla se divide en piel, fieltro y cartón.

Lámina de cartón : Cumple dos funciones: le da la forma y consistencia a la zapatilla y le procura mayor estabilidad al fieltro.
Fieltro : es posiblemente lo más importante de la zapatilla. Le da el espesor y va ha procurarle al músico sensaciones de mayor o menor suavidad según lo acolchado que sea. Es un elemento que necesita de una gran estabilidad ya que es el alma de la zapatilla y si se deforma se pueden producir fugas de aire. Para aumentar su estabilidad se han creado fieltros con las fibras entrelazadas. Le afecta mucho la humedad por eso tiene una lámina de piel que lo recubre y protege. Existen dos tipos de fieltro: con las fibras entretejidas y con las fibras prensadas.
Piel : La piel es la parte que podemos ver de la zapatilla una vez instalada en el instrumento. Tiene entre sus funciones la de proteger al fieltro de la humedad además de sujetar el cartón junto al fieltro. Originariamente la fabricación de las zapatillas en general era con pellejo (tripa de vaca generalmente), excepto en saxofón que, por sus características, eran inutilizables. Daban muchos problemas porque se estropeaban muy rápido. Un instrumento con esas características debería ajustarse cada seis meses. De ahí que se empezase a investigar con otros materiales. Hay otras que son de piel, pensadas para solucionar los problemas de las de pellejo. Se alarga la vida a año y medio, dependiendo de las condiciones de uso, pero son más propensas a retener la suciedad, son más ruidosas cuando están un poco deterioradas y hacen el sonido más oscuro. Al ser la parte de la zapatilla que está en contacto directo con el exterior (aire, saliva, las chimeneas del propio instrumento.), es también el elemento más susceptible al deterioro y a causar fallos en el instrumento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pegamento : Existen varios tipos de pegamentos que se utilizan en las en las zapatillas. Los más usuales son la Goma Laca Pegamento Termofusible, que a diferencia del anterior, es un compuesto sintético. Normalmente es transparente y se puede utilizar en zapatillas con base rígida (como cartón) o base sintética, nunca en corcho debido a que cuando seca, al ser goma, se encoje y deforma la zapatilla. (también conocida por su término anglosajón: Shellac), la cual cuando es de color, se la llama Lacre y que es la más tradicional; y el

•  Tipos de Zapatillas

Hemos podido comentar vagamente que el material que recubre la zapatilla es el que ocasiona mayores problemas al instrumento debido a su constante exposición a los elementos externos. Para ello poco a poco se han ido desarrollando diversas posibilidades para solucionar esos inconvenientes. Existe un incontable número de materiales. Nos vamos a centrar en los más importantes.

Según el origen del material podemos hacer la siguiente clasificación:

•  ORIGEN ANIMAL:  

Vaca : Tenemos con origen bovino dos tipos. El primero en el tiempo es el uso de tripa de vaca, elemento sacado de las tripas de dicho animal. Era una fina película que recubre el fieltro. Este sistema se utiliza sobre todo en clarinetes y flautas. Para saxofones no es aconsejable, debido a que no es muy resistente y en las zapatillas de mayor tamaño, causaría demasiados problemas.

También existe del mismo animal el cuero de vaca. Es el de uso más generalizado. Suelen ser de color bronceado y producen un sonido muy puro. Al verter agua sobre ellas se observa que se desliza muy bien, lo cual es muy importante a la hora de no absorber humedad del ambiente o la saliva.

Cabra : Las zapatillas de piel de cabra han tenido un uso más importante en los clarinetes. Es una piel más suave, lo que conlleva también que haya de ser de mayor grosor. Tiene menor resistencia al desgaste que la piel convencional de vaca, por lo que, posiblemente, para los oídos metálicos del saxofón, sea menos aconsejable. Suelen ser de color blanco. También existen de cabrito , al tener estos una piel más suave.

Canguro : Estas zapatillas han sido desarrolladas por el reparador estadounidense Steve Goodson entre otros. La piel de canguro es una de las pieles más duras y ligeras que existen. Se ha demostrado que el canguro tiene una gran uniformidad de orientación de sus haces de fibras en paralelo con la superficie de la piel. No tienen glándulas sudoríparas en los músculos. Esta uniformidad estructural explica la gran fuerza de tensión de la piel. Su mejor característica es que son más resistentes. Se han realizado pruebas estirando la piel para conseguir desgarrarla y no se ha conseguido, incluso tirando de ella con los dientes, lo cual no ocurre con las zapatillas de cuero convencionales.

Al verter agua sobre ellas se ha comprobado que se desliza muy bien, aunque no tanto como las de piel de vaca.

Son unas zapatillas más porosas que las de cuero estándar. La porosidad podría permitir el paso de una parte de aire a través de esa piel, lo cual no es un problema debido a que sería necesaria una presión de aire tal que no se podrían cerrar las llaves.

El fieltro viene trenzado, siendo así más estable.

La tensión adicional de la piel hace que sea más difícil la correcta colocación de las zapatillas, aunque resulta más sencilla la regulación del mecanismo.

Al ser más duras, producen una menor necesidad de presión sobre las llaves. Esta misma sensación se podría producir con una base más suave del fieltro pero el hecho de que sea más dura, ayuda a conservar el asiento de la zapatilla sobre una gama más amplia de ambientes.

Existen zapatillas de piel de canguro con dos colores-tintes diversos: blanco y negro.

Como consideración personal, añadiría que la mayor dureza de la piel, podría provocar que con el uso produjeran ruido al cerrarse, aunque no podemos saberlo a ciencia cierta, ya que, debido a su novedad, todavía no se han comprobado sus resultados a largo plazo.

Oveja : Son muy similares a las de piel de cabra. De la misma manera que las de cabrito, también existen de piel de cordero .  
•  ORIGEN SINTÉTICO:  

Neopreno : Estas zapatillas fueron desarrolladas por el reparador Richard W. Johnston en el año 1973. Están hechas a partir de una goma de neopreno parecida a la que se utiliza en las alfombrillas para ratón de ordenador. La capa de neopreno está pegada por la parte de atrás a un cartón que mantiene la correcta forma de la zapatilla.

Su ventaja sobre las zapatillas de piel animal radica en que éstas son completamente resistentes al agua.

Teóricamente, sellan perfectamente los oídos del saxofón, son más silenciosas y producen una mayor resonancia.

El principal problema que conlleva el uso de estas zapatillas es que el neopreno se va desgastando y dejan partículas de este material por el interior del instrumento y en los oídos, además de que, al ser un material tan blando, sería necesaria una gran presión sobre la llave para que ejercieran un correcto sellado del tubo.

Existen zapatillas de neopreno para saxofón, flauta y clarinete.

Debido al hecho de que este tipo de zapatillas lleva más de treinta años en el mercado y su uso no se ha extendido apenas, podemos decir que su resultado no ha debido ser muy satisfactorio.

Gore-Tex : La principal ventaja de este material radica en su impermeabilidad. Resulta más brillante y tiende a reflejar el sonido mucho más. Se utiliza mucho en prestigiosas marcas como Buffet-Crampon , aunque más bien para los clarinetes.

El esquema de la zapatilla es igual que el de una zapatilla de pellejo, recubierta por una lamina de Gore-Tex.

Su principal inconveniente viene dado por la naturaleza del material. Debido a que el Gore-Tex es básicamente teflón, con el uso este material absorbe cada vez más los residuos y provoca que la zapatilla se pegue. Además, tienen el inconveniente de su elevado precio, en relación con los costes supuestos de fabricación.

•  ZAPATILLAS "METÁLICAS"  

Antes de comenzar a distinguir esta clase de zapatillas debemos especificar que no son zapatillas completamente metálicas sino que tienen un elemento de ese material en su composición, cada una de ellas con un sistema completamente diferente.

Zapatillas JS : Las zapatillas de saxofón JS tienen una capa muy pequeña de metal en la superficie. Ese metal es muy fino y flexible y las zapatillas resultan muy suaves y silenciosas cuando cierran el oído del saxofón. Al usar una zapatilla con la superficie de metal es como si estuviéramos utilizando una zapatilla que es por entero un resonador. Este metal puede ser oro o plata.

La superficie de metal es de una gran durabilidad Las partículas metálicas están impregnadas en una película. Este mecanismo permite que las partículas de oro o de plata no se despeguen.

Estas zapatillas son muy lisas y es muy importante que los oídos sean también lisos (no son aconsejables para ningún otro tipo de oídos).

Asientan perfectamente en las copas convencionales de cualquier saxofón utilizando el método común de pegado.

No se hinchan con la humedad, no se comban, no se pudren.

El metal es de gran duración, fino, flexible, y las zapatillas son muy silenciosas.

Para pegar estas zapatillas no se puede utilizar Shellac. El Shellac estándar es muy quebradizo y no hará un pegado duradero con el plástico. Hay que calentar y limpiar los residuos antiguos de este material. El fabricante recomienda ámbar de color, termofusible en barra. (part #S102 de J. L. Smith) o un pegamento termofusible similar. Es importante aplicar el máximo diámetro posible de pegamento en la copa. La mejor forma de aplicar el pegamento es echar tres o cuatro gotas cogiendo el máximo diámetro posible de la copa, aplicar calor y poner la zapatilla.

Los azucares de nuestra saliva pueden terminar en las zapatillas y hacer que se peguen. Para limpiar una zapatilla de oro, humedecer un paño con alcohol y quitarlo arrastrando poco a poco con la llave cerrada. Para emergencias, utilizar agua y papel moneda.

TopTone : El sistema TopTone parte de una idea distinta de lo que es la concepción de las zapatillas. Están dotadas de un sistema de sujeción pivotante, que hace que la zapatilla se auto-ajuste al cerrarla contra el oído. El material que haría la función del fieltro es metálico, con dos opciones: acero inoxidable o titanio. Esta placa viene recubierta con una lámina de goma, que es la parte que está en contacto directo con el oído del saxofón.

Debido al material que utiliza, soluciona el problema de la corrosión por la humedad y hace que estas zapatillas tengan una vida mayor. También evitamos el inconveniente de tener que ajustarlas, aunque es posible que ese sistema con el tiempo no funcione correctamente y sea necesaria una fuerte presión sobre la llave para que la zapatilla selle perfectamente el oído. Otra ventaja de este sistema es que evita que la zapatilla se pegue.

El modelo con placas de titanio proporciona a su vez que el instrumento sea más ligero y que la presión sobre la llave sea menor. Posiblemente una sensación demasiado distinta a la tradicional.

Aunque originariamente estas zapatillas se instalaban solo en saxofones TopTone, actualmente están disponibles para todo tipo de marcas; también para flautas.

•  ORIGEN VEGETAL  
Corcho : Este tipo de zapatillas se han utilizado mucho en otros instrumentos, sobre todo en oboes. Ahora se empiezan a utilizar en el saxofón aunque no de una forma muy extendida. Suelen emplearse para oídos pequeños, como las zapatillas de las llaves de octava e incluso para el saxo soprano en las más agudas (C1, C2, C3.). El problema de su utilización en llaves más grandes viene dado porque la humedad le afectaría demasiado. La mayor ventaja que tienen es que son muy estables pero a su vez son muy degradables.
•  ZAPATILLAS ESPECIALES  
Existe todo tipo de excentricidad en el mundo de las zapatillas. A modo de curiosidad mostramos estas zapatillas para "personalizar" tu instrumento, de cualquier color, aunque dudamos mucho de su resultado.

Realización Enrique Prieto. Maquetación y programación Adolphesax.com.

FACEBOOK

TWITTER

Advertisement (12)

MONEDAS Adolphe Sax 2014

Monedas del 200 aniv de Adolphe Sax

10eursax

50eursax